16.3.07

Sombras

La figura del exterior prosigue su avance errático por el jardín sin mostrar intención alguna en cuanto a su destino. Se acerca y aleja de la mansión cíclicamente, volviendo ocasionalmente sobre sus pasos, pero en todo momento aprovechando las sombras que proporcionan los múltiples ornamentos del exterior. Su forma resulta borrosa entre las sombras, agrandándose y encogiéndose según el momento. En los breves momentos en que abandona una sombra parece ser un cuadrúpedo, tal vez de tres o cuatro pies de alzada y cubierto de un pelo oscuro.

Las llamas del candelabro tornan verdes al acercarse al florete de Anne Marie dándole a vuestros rostros un desagradable aspecto mortuorio. La niebla bajo la puerta se enrosca en las piernas al acercaros y una sensación cosquilleante empieza a extenderse desde ellas hacia vuestro torso. Un aroma a putrefacción llena vuestras fosas nasales brevemente.

Desde las ventanas junto a la entrada principal la lluvia de estrellas se ve en su máximo explendor, recortandose contra las montañas del horizonte y haciendo que parezcan arder.

2 comentarios:

L Gato dijo...

Anne Marie se ajusta bien la capa, mirando a las estrellas. El candelabro y la espada bien prestos en las manos, avanza con paso de gato al acecho.

-¿Creeis en los dioses...?

rincewind dijo...

tadeus alza ligeramente una ceja y dice:
"en uno. como todos . como siempre. como debe ser y la reina dice."
tadeus se acerca a su equipaje y extrae una lampara de expedición, con sus lentes de aumento y deposito de queroseno, y la enciende girando una llave de paso con un sonoro estampido de combustión
"pero sobre todo creo en la conquista de la ciencia sobre las sombras de la ignorancia"
tadeus rebusca en su equipaje, hasta extraer una gran caja de pino
"creo en la superioridad del hombre sobre las bestias como parece ser esa figura ahi fuera..."
y de la caja extra una escopeta de dos cañones de matar elefantes, con su culata adornada con filigrana en plata, de roble macizo, y el cañon de acero forjado decorado al acido
"pero sobre todo creo en esto"
tadeus hace una cosa que nunca hace en inglaterra: sonrie
"vamos de caza"
y se dirige hacia la puerta con la escopeta en una mano y el farol en la otra,la bre de para en par y apoyando la escopeta sobre el brazo doblado en el que sostiene el farol, espera un tiro claro